…dele siguiente no más amigo

Cambio de Estación


En lo que va de este semestre futbolero las sorpresas han sido muchas, y situaciones que hace 1 año parecían muy lejanas, se han transformado en realidades o proyectos serios que se llevarán a cabo en los próximos años.

Para empezar, el trigésimo campeonato de Colo-Colo es importante porque rompe con una racha interminable de pasos en falso, amargura y decepciones. Blanco y Negro al fin tomó decisiones acertadas, primero con la contratación de Arturo Salah como Presidente de la sociedad (y para todos los efectos, también vocero), encontró a una persona con dos cualidades esenciales para desenvolverse en el ambiente futbolístico: 1) amplio conocimiento del lenguaje y los códigos del medio, y 2) un historial de éxitos y fracasos comparable a pocos técnicos del medio nacional (por trayectoria, sólo comparable con Nelson Acosta y Manuel Pellegrini).

El segundo punto clave es un accidente feliz. Héctor Tapia venía trabajando en las divisiones menores de Colo-Colo por algunos años, y pasó a ser ayudante de Gustavo Benítez. La oportunidad que tuvo cuando reemplazó al técnico paraguayo perfectamente podría haberlo encontrado sin la preparación suficiente para soportar la presión, o falto de las habilidades necesarias para levantar un plantel traumado por las derrotas y constantes cambios de estilo. El excelente trabajo de Tapia y Miguel Riffo estuvo acompañado por la suerte, la misma que abandonó el Monumental cuando llegó Diego Cagna. Basta recordar el primer partido del torneo, de local con Audax Italiano, el mismo equipo que en la primera rueda pasó por encima a Colo-Colo ganándole por 4-0 y con 10 jugadores. El disparo en el último minuto de Felipe Flores pilla adelantado a Jaime Bravo e inicia la campaña con un triunfo (más encima le pega con el pie derecho). Otro ejemplo, el autogol de Cereceda en el Superclásico. Podrían repetir la jugada 20 veces y ninguna resultaría tan precisa para dejar fuera de foco a Herrera.

La segunda sorpresa es la derrota del Barcelona en cuartos de final de la Champions League. Puede que no sea el mismo equipo de hace un par de años, pero si te piden apostar por quién ganará ese torneo, seguro estarás indeciso entre dos nombres: Bayern Münich y Barcelona. El estilo de juego basado en la posesión del balón puede ser muy aburrido para el espectador cuando el rival no tiene nada que ofrecer (especialmente por TV cuando por ESPN me cuentan todo lo que hizo Messi en la semana). Pero frente a grandes equipos como el Real Madrid, Milán, etc. se transforma en un lujo por la capacidad que tienen los jugadores del equipo catalán para resolver individualmente y de forma asociada con pocos espacios. Veremos si habrá cambio de técnico a fin de semestre y, de ser así, qué decisiones tomará el club respecto de transferencias.

Quizá la situación más irreal de todas fue el anuncio que hizo esta semana Carlos Heller del proyecto de estadio para Universidad de Chile. Un logro esquivo desde hace décadas para el conjunto azul, pareciera materializarse como debió ser siempre, gracias a  una alianza con la casa de estudios.

La conversión de los clubes deportivos en sociedades anónimas muestra su mejor cara cuando tipos con el respaldo patrimonial de Heller (un verdadero hincha del club), pueden hacerse cargo de un anhelo que pareció cercano muchas veces, pero por diversos motivos terminó cayéndose. Sin duda que el camino va a ser difícil, pero los pasos más importantes se han dado. La situación del equipo en la cancha es otra historia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s