…dele siguiente no más amigo

Narco cultura (Shaul Schwarz, 2013)


Narco_book_179_620

Desde hace un buen tiempo que me llama la atención lo que pasa en Ciudad Juárez. Debe haber partido con Invalid Litter Dept. para luego alimentarse con 2666, además de las noticias sobre el auge del narcotráfico en la zona. ¿Qué explica que haya personas que pueden vivir en medio de todo ese horror y que no hayan resuelto dejar la zona? ¿Cómo llegaron simplemente a acostumbrarse a todo esto? ¿Qué es tan fuerte que los ata a ese lugar en particular?

Bajo esta premisa, una que de vez en cuando me da vueltas, Narco cultura (Shaul Schwarz, 2013) me parece un documental que quedó cojo. La obra se centra en el seguimiento de dos historias: la de un perito forense que debe recoger los cadáveres, cuerpos sin cabeza, calcinados o, en algunos casos, totalmente desmembrados que día a día aparecen en la ciudad y la de un cantante de narcocorridos que nunca ha vivido las cosas que relata en sus canciones, sino que las lee en blogs de Internet desde la comodidad de su casa en California.

Se supone que el perito encarna la visión de los habitantes de Ciudad Juárez, desde la perspectiva de un policía, mientras que en el caso del músico cómo se le da forma a toda esta “cultura” desde el exterior. El perito vive con miedo, saliendo a terreno enmascarado para que los integrantes de los carteles no lo reconozcan y cobren venganza, mientras que el músico se sube a los escenarios de EE.UU. con réplicas de bazookas y AK-47 y canta algo que dice más o menos así, para gran jolgorio del público presente:

Con cuerno de chivo* y bazooka en la nuca
Volando cabezas a quien se atraviesa
Somos sanguinarios, locos bien ondeados
Nos gusta matar

* AK-47

Shaul Schwarz, el director del documental, es fotógrafo, por lo que por ese lado se puede entender que Narco cultura carezca de interpretación sobre la realidad que muestra. Simplemente la replica en pantalla: cuando les hablé de cómo encontraban a los muertos no es porque me lo haya imaginado o lo hayan contado en palabras en el documental, es porque Schwarz muestra eso mismo en pantalla.

Probablemente la imagen más chocante sea la de una mujer, menor de edad, muerta, imágenes que en lugar de darle mayor peso a lo que se quiere contar, en suma le dan un toque de irrealidad al tema (es decir, ¡todo lo contrario de lo que imagino que Schwarz busca!), como si todo se tratara de un capítulo de CSI. Uno pierde la noción de qué es real y qué no y a veces se cuestiona acaso no habrá algunos efectos especiales, lamentablemente.

La única reflexión que estimo valiosa que se realiza a lo largo del documental es la de una periodista que aparece en cámara. Entre las cosas que dice, expresa la idea de que todo el asunto de los narcocorridos es una muestra de cómo México está perdiendo la batalla contra el narcotráfico, observación que comparto. ¿Y cuál es el sentir de los habitantes de Ciudad Juárez con respecto a esto?

No basta con la experiencia del perito para expresar este sentir. Creo que falta la visión de los habitantes comunes y corrientes, de esos que no están relacionados con el narcotráfico ni lo apoyan, de los que han perdido a sus familiares a causa de todo esto y que viven con miedo no porque su trabajo o el de sus seres queridos sea en sí peligroso, como el caso del perito, sino porque cualquier día pueden verse en medio de una balacera y perder la vida.

Y si no se puede llevar a la pantalla esta visión, entonces al menos presentar los fundamentos de la opinión de quienes apoyan el narcotráfico, no tan solo su comportamiento. ¿Cómo hacen los narcos para ganarse el favor de la gente? Eso no se muestra.

La única escena del documental, lejos la de mayor carga emotiva, que expresa el dolor de los inocentes es la de una mujer que llora a un hijo muerto y toda la impunidad que rodea estos asesinatos, preguntándose cómo es posible que los demás habitantes del lugar hayan dejado de conmoverse frente a esta realidad y la acepten sin luchar.

Narco cultura es un documental que no calificaría con una alta nota, pero que sí creo resulta muy necesario. Genera una discusión que estimo importante y eso es un gran punto a su favor. Historia horrorosa que es necesario conocer.

Narco cultura (dirigida por Shaul Schwarz, 2013) puede ser vista mañana miércoles 11, a las 18:00, en el Teatro Nescafé de las Artes en el marco del festival In-Edit Nescafé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s