…dele siguiente no más amigo

Mundial Sub-20 de Turquía: Lecciones para el Futuro


Con motivo de la campaña que cumplió la selección Sub-20 de fútbol quisiera proyectar la mirada hacia el futuro, intentando destacar lo bueno de este proceso que inició Fernando Carvallo y concluyó con Mario Salas. Además, quisiera puntualizar algunos errores más allá de algún partido en especial.

Como todos los que vieron el partido del domingo recién pasado y vienen siguiendo al equipo desde el Sudamericano de Mendoza, haber quedado eliminados de un Mundial en la forma que se dio, genera mucha amargura, pero luego de procesar esa sensación un poco, una mirada objetiva al proceso deja un balance muy positivo.

La ANFP invirtió fuerte en este equipo: se financiaron giras a Europa con amistosos de nivel, entrenamientos constantes, hubo un período de conocimiento y búsqueda de talentos, hasta llegar a conformar un plantel que se probó en el Sudamericano y se fue refinando (tanto por lesiones como por rendimientos), en el camino hacia el Mundial.

Entonces, el primer gran logro de esta selección es que a través de los resultados le entregó un respaldo total a la apuesta que se hizo por el desarrollo de los talentos jóvenes, porque al final los grandes éxitos en este deporte, son alcanzados por los mejores equipos, no por los talentos individuales que juegan solos y sin compañeros con los que puedan asociarse.

Un segundo avance es el cambio de mentalidad que se ha ido dando desde el planteamiento/manejo de los equipos por parte de los cuerpos técnicos de turno, y que (por suerte) ha encontrado respuesta en los jugadores. Esto no es nuevo, desde la Sub-20 de Holanda 2005, luego en Canadá 2007, y más tarde con la selección adulta de Bielsa, los equipos nacionales se han convencido que es posible ganar en todos los estadios del mundo y a cualquier rival que se pare al frente, pero sólo si se trabaja duro, física y mentalmente; entendiendo que un gran equipo se sustenta en el compromiso de sus integrantes, desde el centro delantero (que se lleva los aplausos), hasta el último jugador de la banca.

Igualmente todavía hay mucho que mejorar. La falta de madurez para manejar situaciones límites pudo costarle caro a este equipo en la primera fase del Mundial, por suerte supo reaccionar a tiempo y avanzar de ronda con tranquilidad para jugar su mejor partido contra Croacia, una selección por sobre la media del torneo.

Me preocupa mucho la falta de laterales que producen las divisiones inferiores de los clubes chilenos. En este equipo estaban Campos y Larenas, pero si ellos fallaban tenían que jugar César Fuentes (por derecha) y Cristián Cuevas (por izquierda), siendo que ambos rendían mucho más en el medio campo. Entonces se terminan por sacrificar dos posiciones, especialmente en el caso de Cuevas, quien fuera el mejor del equipo en el Sudamericano como externo por izquierda, aún siendo 1 año menor que el resto, excepto Brayan Cortés y Diego Rojas (otro crack para tener presente en el próximo proceso).

La reciente llegada de Hugo Tocalli (un tipo ejemplar y con títulos que lo respaldan), me da muchas esperanzas para el futuro, pareciera que Chile está tomando buenas decisiones y aprendiendo de las experiencias exitosas de la última década. Ahora sólo queda ponerse a trabajar en la búsqueda de nuevos talentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s