…dele siguiente no más amigo

En vivo · Lollapalooza Chile 2013 (domingo 7 de abril)


Lollapalooza Chile 2013

Lollapalooza Chile 2013 fue tan masivo que incluso logró convocar a todo el equipo estable de SSA. Sí, aunque usted no lo crea. Pero eso no significa, lamentablemente, que todos vayamos a escribir sobre el festival. Tampoco que hayamos convenido una visión como equipo.

Así, sin ánimo de hablar por mis compañeros, sino sólo dando mi visión personal del evento, aquí les dejo mi revisión de la jornada del domingo 7 de abril.

El post está organizado de forma cronológica, siguiendo el orden en el cual vi cada uno de los shows. Además, al final, se incluyen algunos comentarios de otras bandas que escuché al pasar.

Toro y Moi

Setlist

Habiendo visto en múltiples ocasiones a Manuel García en vivo y sin otro artista que me llamara la atención antes de las 13.30, mi jornada dominical comenzó con el show de Toro y Moi. Tenía moderadas expectativas con lo que sería su participación en el festival: suponía que no me iba a aburrir, pero tampoco le tenía mucha fe.

Su mezcla musical, algo así como psicodelia pop bailable con aires sesenteros, resultó mejor de lo que esperaba en vivo. No haber escuchado su último disco no fue impedimento para disfrutar un show que incluyó varios temas de dicho álbum.

Quedé con una muy buena sensación del trabajo de Chaz Bundick, el hombre detrás del pseudónimo Toro y Moi, luego de su presentación. Sería interesante escucharlo en un recinto cerrado, algo que funcione más a favor de la música que explora.

Gary Clark Jr.

Setlist

No, cero onda con su show. No teniendo nada que hacer hasta las 16.15 aproveché de ir a escuchar a quien se supone es un gran exponente joven de lo que es el blues, pero mi prácticamente nulo gusto por dicho estilo fue una barrera infranqueable: no me gustó para nada su presentación.

Salvo uno que otro tema compacto y bien amarrado (de esos pocos en los que no todo se desvanecía en muestras innecesarias de virtuosismo), para mí fue un show totalmente olvidable, a pesar de lo que digan los “entendidos”.

Tomahawk

Setlist

Luego de la grata sorpresa que me llevé con su show del jueves quise ver si podían replicar esa energía en el contexto de un gran escenario. La respuesta, al menos en este caso, es no.

El sonido fue deficiente comparado con la presentación que ofrecieron en La cúpula y la dinámica que facilita la cercanía de un recinto pequeño no pudo ser replicada el domingo. Decepcionado, abandoné el lugar.

Foals

Setlist

Tengo sentimientos encontrados con Foals: su primer disco, Antidotes, es tremendo. Dinámico, entretenido, certero. Luego parece que le perdieron el gusto a la vida y sacaron dos discos que, salvo algunos temas, a mi gusto son más bien fomes si se les compara con el primero. Y esta característica se traslada a su show en vivo.

Por momentos eufórico y en otros parejito no más, Foals en vivo es contradictorio. Todavía saben rockear, pero esos dos discos son, en general, demasiado parcos, lo que les corta las alas.

No obstante, el cierre del show con Inhaler (de su tercer disco) y Two Steps, Twice (del primero) fue extraordinario: se erigieron como la muestra más brutal de electricidad que vi durante todo el domingo.

A Perfect Circle

Setlist

El año pasado, cuando se confirmó la presencia de A Perfect Circle en Lollapalooza, me alegré. No siendo fan de todo su trabajo, sí encuentro valiosos sus dos primeros álbumes, siendo el tercero un ejercicio que considero totalmente innecesario. Pero bueno, material había para un buen show.

Desde su confirmación en adelante cada día fui perdiendo más y más interés en su presentación. Luego vi la lista de canciones que interpretaron en Brasil y no me gustó. Y así.

Tanta negatividad me hizo imposible valorar el show. Encuentro que en líneas generales estuvo bien (aunque sacaría todos los covers, quizás salvo Imagine, además de Counting Bodies…), sonó potente, y fue más dinámico de lo que pensaba, pero en ese momento simplemente no estaba ahí, pensaba en otras cosas y la presentación no logró captar mi atención. Sólo The Package logró sacarme de mi letargo e introspección. No tengo mucho más que agregar.

Los Tres

Setlist

Dado el choque horario con APC, sólo pude ver una parte muy limitada del show de Los Tres. A pesar que me perdí de más de la mitad de la presentación, puedo imaginar muy bien cómo fue lo que no vi y creo que los demás también lo pueden anticipar: un show correcto, bien ejecutado, lleno de clásicos, un trámite para los músicos.

Me gustó el show, pero de lo que alcancé a presenciar, no tuvo nada de especial. Salvo un guiño a lo que, si mal no recuerdo, era El gavilán de Violeta Parra, me quedó la impresión de que fue un espectáculo calcado a muchos otros.

The Black Keys

Setlist

No me queda claro el revuelo que causan los Black Keys. Para mí son cualquier cosa, nada muy motivador, un grupo que puedo dejar pasar fácilmente.

Con todo el hype de El camino yo también caí en la tentación de escucharlo, sin encontrar nada que para mí sea de valor. Lo mismo me ocurrió con su presentación en Lollapalooza: no puedo rescatar nada. Bien por los que hayan disfrutado de su show, pero para mí fue uno del montón.

Otros

A lo largo del día, paseándome por los escenarios en las horas muertas tuve la oportunidad de ver los shows de otros cinco integrantes del cartel.

En primer lugar (por horario), Keane, una banda demasiado correcta e inofensiva. Tocaron sus hits y su setlist en general con pulcritud y, por la cantidad de público que arrastraron, pareciera que a la gente le gustó.

Luego también vi a Franz Ferdinand. Me agrada su música, me produce más cercanía que la de Keane, pero no mucho más que eso. Vi algo así como el primer cuarto de su show para luego trasladarme a Kidzapalooza y ver cuál era la banda secreta que a lo lejos se escuchaba rockear.

Una vez ahí no supe cuál era y sólo el lunes me vine a enterar que se trataba de Chevy Metal, la banda jugosa del baterista de los Foo Fighters, Taylor Hawkins. A él creí reconocerlo (no estaba disfrazado como los demás), pero no tenía idea que tenía una banda de covers y por tanto fallé en identificar la banda. Me quedé un rato, pero no había nada que llamara mucho mi atención.

En búsqueda de algo mejor llegué a ver a Bad Brains. Les tenía fe, pero resultaron un fiasco. Su presentación fue tanto o más irregular que su primer disco (sí, encuentro malo aquel álbum), ese que lanzaron por allá en 1982, que intercala hardcore con temas reggae. Muy leyenda viviente serán, tendrán uno de los discos más innovadores y sorprendentes que haya escuchado —I Against I—, pero su nulo sentido del espectáculo, un vocalista que apenas canta y que con suerte modula y el pésimo timing de la banda para presentar la sucesión de temas que tenían preparados me decepcionó profundamente. Sé que quizás el show no fue tan malo como lo pinto, pero el choque entre mis expectativas y la realidad fue tan fuerte que no puedo verlo de otra manera.

Finalmente, Deadmau5. Durante todo el día se vieron ratones dando vueltas por el parque, lo que aseguraba convocatoria fiel, pero nunca imaginé que llegara a ser tan numerosa como la que se congregó para escucharlo.

Llamativa visualmente y, a juicio de alguien que no sigue el género, no tan llamativa en lo musical, creo que el show tenía cosas rescatables. A pesar de momentos que dieron vergüenza ajena, como cuando sonó una mezcla de Killing in the Name de Rage Against the Machine, creo que el espectáculo funcionó bien. De ahí fui a lo de Black Keys y ya saben lo que pienso de ello.

Hasta el próximo año, Lollapalooza.

Anuncios

2 comentarios

  1. Gutibert

    Respecto a los Black Keys, me gustan varias de sus canciones y creo que su relevancia se debe a que al parecer el objetivo de estos tipos es tratar de llevar nuevamente el rock a las masas (me refiero en términos de mercado internacional, compitiendo con gente como Kanye West, Rihanna, etc.), lo cual logran haciendo canciones sencillas y agradables y con un buen carisma. Tenía ganas de verlos, pero el cansancio y todo el tiempo muerto entre Franz Ferdinand me hicieron desistir.

    Hablando de Franz Ferdinand, ellos fueron mi segunda presentación favorita (ver post anterior para saber la primera :P). En esto ayudó bastante el público, que al parecer es más juvenil que en el resto de las presentaciones que vi, ya que tenían bastante energía y por suerte se sabían la mayoría de las canciones, por lo que el público prendió harto.

    abril 13, 2013 en 3:50 pm

  2. Daniel Neira

    Los comentarios que me llegaron sobre The Black Keys van desde “estuvo muy bueno” a “esperaba más de ellos”. No me hicieron ni leí ningún comentario que dijera de frente que no les gustó el show.

    A mí la presentación no me movió para nada, pero igual ya venía de dos largos días de música a un show que no me interesaba mucho presenciar, así que no me extraña la sensación que me quedó. En otras condiciones quizás habría sido distinto, pero eso no quita que su música no me llame la atención.

    Sobre Franz Ferdinand, supe de puros comentarios favorables. A ellos los considero una buena banda (disfruté su show en el Festival de Viña, aunque haya sido por la tele), pero no me llaman suficientemente la atención para ver todo el show. En todo caso, en perspectiva, la mejor opción hubiese sido ver la presentación completa porque Chevy Metal y Bad Brains estuvieron bien malos.

    mayo 1, 2013 en 2:57 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s