…dele siguiente no más amigo

A la Deriva


Después del indigno despido de Claudio Borghi, la prensa deportiva local ha aprovechado para descargar toda su artillería sobre los jugadores de la selección. Se indica que los tipos no tenían ganas de jugar, que Arturo Vidal está loco de patio por haber lanzado una patada sin ningún sentido, y así siguen los comentarios que nos recuerdan la incompetencia de la ANFP actual, a la vez que aprovechan de recordarnos los “viejos buenos tiempos”.

Personalmente, me parece despreciable la campaña de diarios como La Tercera, que aprovecharon de ridiculizar a Borghi en cada oportunidad desde la derrota con Venezuela en la Copa América, denostando a este grupo (jugadores y cuerpo técnico) sin miramientos, escudándose en su derecho a opinar y una intención por hacer, lo que ellos consideran, periodismo deportivo.

No cabe duda que muchos seleccionados le hicieron la vida muy fácil a una prensa que vio como los escándalos vendían mucho más que un análisis futbolístico con argumentos, presentando alternativas y entregando opiniones sobre la táctica.

Yo no recuerdo que nadie escribiera sobre las deficiencias de jugar con 3 defensas en vez de 4, o si Gary Medel debería actuar como mediocampista defensivo, que por suerte hoy abundan (Díaz, Aránguiz, Seymour, Carmona, Millar, entre otros), u stopper por derecha, que por desgracia escasean (Osvaldo González y no hay más).

Todos los artículos eran siempre lo mismo: “¿Por qué Alexis Sánchez no hace goles ni juega como en el Barcelona?”, “¿Para qué viene Suazo si está viejo y se quiere retirar de la selección?”, “¿Por qué no está Johnny Herrera?”

Pero bueno, más allá del poco aporte de la prensa deportiva local, estamos en una encrucijada y se busca un técnico para salvar el buque.

Hoy en día el fútbol desplegado por la selección no consigue agradar a la vista ni tampoco conseguir resultados, y en este momento la ANFP (o si prefieren Jorge Segovia) tiene que decidir un camino. Escoger el técnico que piden los jugadores y la prensa (basta ver las portadas de El Mercurio en los últimos días), o ir por una apuesta más seria la cual, aún cuando podría dejarnos sin Mundial, le dé a este grupo la oportunidad de conseguir algo importante: Ganar la Copa América 2015.

Ese tiene que ser el objetivo a largo plazo.

En una eliminatoria tan corta y compleja, más aún con la crisis interna actual, la realidad indica que una clasificación es extremadamente difícil. Pero con esta generación de jugadores, lo más importante es dar un paso hacia la integración de nuestro fútbol en el primer mundo. Y para eso Chile tiene que dejar de ser el país que jamás ganó un título internacional.

Me reconozco soñador al creer que esta directiva de la ANFP (Segovia) con un paupérrimo manejo de los medios, va a tomar una decisión con base en algo distinto a: 1) cuánto le costará el nuevo técnico y 2) “lo que pide la gente”. Y aún así me atrevo a soñar que Gerardo Martino u otro sudamericano con experiencia dirigiendo un selección en un Mundial será el nuevo técnico del equipo chileno.

A estas alturas, cualquier sorpresa sería bien recibida.

Anuncios

Una respuesta

  1. Creo que en todo esto nos pasó la cuenta la clásica actitud del chileno en que “todo lo gringo es bueno y lo sudaca es malo”. Personalmente siento que a Bielsa la prensa lo apoyó desde un principio solo por ser Bielsa y a Borghi nunca lo quisieron por lo mismo, por ser Borghi y por haber pasado por el timón de ColoColo.

    Es innegable que al final el barco hizo agua, se desarmó lo que se alcanzó a hacer y todo se fue a pique, pero también es innegable que sin apoyo es difícil trabajar, más aún cuando hay que dirigir a un grupo de pendejos (pueden tener 23 pero dudo que alguno supere mentalmente los 18) que por tener fama y fortuna se sienten con respaldo de hacer lo que les plazca.y rendir cuando tienen ganas.

    ¿fue culpa de Borghi? Si, ¿fue culpa de los jugadores? También y ¿fue culpa de la presa? Desde luego, no hay que subestimar el poder de la prensa para influir en la opinión de la gente.

    Ahora sólo queda espera que encontremos un técnico que sea capaz de poner orden en el camarín, que sea lo suficientemente carismático para ganarse la venia de la prensa y lo suficientemente bueno para poner resultados positivos en la mesa.

    noviembre 28, 2012 en 10:06 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s