…dele siguiente no más amigo

Las Vueltas de la Vida


Ayer, cuando veía el partido que Colo-Colo pierde con Unión San Felipe era inevitable pensar en todos los malos ratos que uno, como hincha albo, pasó en las épocas recientes de Cagna y Basay al mando del equipo. Pero lo más curioso de la situación es la instancia en que se produce.

Durante los meses en que Colo-Colo estaba en el suelo y la U en la cima, ambos equipos vivían realidades absolutamente opuestas, donde lo que pasaba en el partido siguiente era una constante repetición de la fecha anterior, fracasos en un caso y éxitos en el otro.

Es decir, se cae en la frase cliché: “El equipo se acostumbró a perder/ganar”. Y eso para muchos puede parecer incomprensible. Se supone que estamos hablando de deportistas profesionales, que ganan millones de pesos por hacer lo que el resto considera una entretención. Pero, al afirmar lo anterior, uno se olvida lo importante que es el estado mental al momento de realizar cualquier actividad, ya sea rendir una prueba de conocimientos académicos o de capacidad física. Lo esencial que es para rendir de manera óptima, haberse convencido fuera de toda duda que el objetivo buscado es alcanzable, y haberse preparado a conciencia para ello.

Entonces, ¿qué pasó en San Felipe el viernes recién pasado?

Colo-Colo hace el primer gol y parece que el otro equipo va a caer en un pozo de un momento a otro. Sin embargo, a los pocos minutos aparece el Mágico González (con la calidad que no mostró en su pasado albo), y todo cambia en un instante.

Colo-Colo empieza a sentir el desgaste y se va quedando lentamente atrapado en su convicción de ir hacia el arco contrario a cualquier precio. Unión San Felipe, reconociéndose inferior, hace lo más inteligente, esperar para dar el golpe cuando recuperen la pelota para pillar desorganizada a la defensa rival. Es una estrategia básica en el fútbol. Una que exige temple y solidaridad de todo el equipo para aguantar lo que se viene, además de esperar que la suerte los acompañe.

Con el pasar de los minutos San Felipe se convence que puede y a partir de ese estado mental logra lo impensado, el 2-1 y el resto es historia conocida.

Otro ejemplo de lo mismo es el desempeño de Paulo Garcés en Ecuador. La U viene con dificultades en las dos áreas y la ausencia de su arquero titular hacían pensar que hasta allí llegaba su participación en la Copa Gato Internacional  Sudamericana. Pero el tipo demostró por qué, hasta los cagazos con Peñarol, era de los mejores arqueros en el fútbol local. Y así se dio lo impensado, Enzo Gutiérrez mató en el momento justo y ahora la U va a jugar con Sao Paulo el partido más difícil en lo que va del semestre (junto con el Superclásico).

Por su parte la UC está un pozo mental y futbolístico tan hondo que sólo le queda esperar no sufrir un papelón en los play offs ni en la Sudamericana con Independiente.

Quedan 2 fechas antes de la post temporada y no hay un candidato claro para ganar el torneo. Sin duda que la ventaja de Colo-Colo y, más aún, la U por ser un equipo con más experiencia, sumado a la mayor riqueza de plantel en ambos casos, los hacen liderar las apuestas, pero como vimos en los partidos de esta semana, todo puede pasar en 90 minutos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s