…dele siguiente no más amigo

Al Borde del Abismo


Desde el Mundial Sub-20 de Holanda el 2005, Chile ha exportado jugadores en cantidad y calidad como nunca en su historia reciente, muchos de ellos alcanzando el éxito en equipos de las mejores ligas europeas.

Los ejemplos son obvios, Vidal es figura en la Juventus, Sánchez brilló en Udinese y alterna en Barcelona, etc. Así, hay muchos nombres donde antes sólo se escuchaba de Salas, Zamorano y más tarde de Pizarro.

Hoy, después del partido con Ecuador en Quito queda claro que la Selección tocó fondo. Quizás culpa de la altura. Quizá Ecuador superó a Chile físicamente. Cada uno tendrá su propia opinión de por qué el de ayer fue el peor partido oficial desde la derrota contra Brasil en el Mundial.

Para todos menos Borghi es claro que la línea de 3 no rinde y ha sido un riesgo innecesario desde el partido con España en Suiza.

Bielsa fue testarudo hasta lo indecible con su esquema: Villanueva de puntero izquierdo, Suazo de puntero derecho, Valdivia de centrodelantero. Pero la dinámica del medio campo hacia adelante, sumado a la intensidad y compromiso del equipo en la recuperación del balón, le dio capacidad a ese equipo para enmascarar sus debilidades contra selecciones de igual o menor nivel, pero constantemente fue superado contra las potencias mundiales.

Brasil nos ganó siempre, España nos pasó por encima en amistosos y en el Mundial. Jamás le ganamos a Uruguay en partidos oficiales y el Paraguay de Salvador Cabañas nos pintó la cara en Santiago.

El partido con Argentina del próximo martes es el punto sin retorno para este cuerpo técnico. Si perdemos o empatamos jugando mal se tienen que ir. Una generación así de buena no se puede dejar pasar sin sacarle un mínimo rendimiento (i. e. ser capaz de controlar el juego y clasificar al Mundial), y el intervalo de varios meses hasta la próxima fecha no deja margen para repensar la estrategia después.

Lo más dramático es que mentalmente este grupo está al borde del abismo. Hoy no se hablan en la cancha, nadie grita a los demás compañeros; los líderes se hacen expulsar demostrando una falta de conciencia absoluta (Pablo Contreras, ojalá que no vuelva más), o una frustración incontrolable frente a la falta de compromiso del resto (Arturo Vidal, un crack perdido en la confusión táctica de su puesto).

La táctica en tiros libres y corners es un desastre, evidenciado por cómo se pierden las marcas con facilidad, además de la incapacidad para despejar la pelota de forma eficaz.

Es hora de darse cuenta que si a un jugador le pesa 10 kilos la camiseta (Junior Fernandes), o sólo viene a carretear cuando lo llaman (Jean Beausejour), entonces no puede estar considerado por sobre otros con ganas de revancha (Eduardo Vargas), o que merecen una oportunidad para hacerse un espacio en el equipo (Felipe Gutierrez).

La historia está llena de DTs que lo perdieron todo, porque no supieron adaptarse al plantel que tienen a la mano y no fueron capaces de transmitir una idea de juego que explotara las fortalezas de cada uno. El ejemplo más claro tiene que ser Bielsa con la Selección Argentina en el Mundial del 2002.

Veremos si el martes aparece por fin un equipo que era considerado entre los mejores en el mundo, o si se alcanza el final de una historia llena de conflictos con los jugadores, la prensa o los dirigentes de turno. Pero después de ver el partido entre Argentina y Uruguay, lo veo difícil. Ojalá me equivoque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s