…dele siguiente no más amigo

En vivo · Mauricio Redolés y su show larga duración en la SCD


Viernes, 5 de Octubre del 2012, 20.50 hrs.

Entro raudo a la sala SCD de Bellavista con mi partner Jimmy Rnz, nos cambian los tickets de la Sociedad del Derecho de Autor por los oficiales del evento y nos ponemos a la fila para ingresar.

Adentro se preparaban Mauricio Redolés y su banda, los Simellamanboys, para dar uno de los shows más largos en los que he podido verlos. Junto con ellos además se preparaban dos invitados, Susan Escobar y Los Pinches, quienes amenizarían el inicio de la jornada presentando un par de temas.

En este momento existe cierta probabilidad de que usted se esté preguntando ¿y quién diablos es ese Mauricio no se cuánto y los no sé pa’ donde voy?

No se preocupe, yo le cuento.

Mauricio Redolés es un poeta y cantautor chileno que se mueve más o menos en el circuito under de la música nacional, y con esto no me refiero a que sea un hipster de lentes de marco grueso, pantalones pitillos, peinado con onda y amante de Sonic Youth, no me mal entienda.

Mauricio Redolés lleva bastantes años entregando música y desde siempre se ha caracterizado por un estilo muy singular y característico, cargado al blues y al folk, algo irreverente, muy arraigado a la realidad chilena (en particular a la del barrio Yungay donde nació y vive tras volver del exilio), con mucha crítica social y también mucho humor. Es muy probable que por este estilo poco convencional (pero real y propio) y alejado de los cánones de mercado con los que se mueve la industria musical, que Redolés no sea tan mainstream como debería, y que por el contrario sea una especie de forajido de la música y poesía nacional, el cual es acompañado por su banda: los Simellamanboys.

Ese es Redolés, el creador de la casi inmortal ¿Quién mató a Gaete?, todo un clásico de la música chilena que versa esa frase profundamente clavada en el inconsciente colectivo: “¿Quién mató a Gaete? El copete, el copete, ¿Quién mató a Gaete? Loh’ cuete, loh’ cuete“.

Y ahí estábamos sentados esperando.

Marcaban cerca de las 21.15 cuando comenzó el movimiento en el escenario. Primero apareció en escena Susan Escobar, quien cantó 3 canciones para dar paso a la banda “Los Pinches”, quienes presentaron una interpretación propia de los temas El Espejo y El Último Juego de Pablo, ambos de Mauricio Redolés, quien finalmente apareció en escena a eso de las 21.30 con un tremendo show, cargado de éxitos, dinámico, entretenido y que nos mantuvo a todos sin perder una pizca de lo que pasaba sobre el escenario.

Todo partió con la pegajosa Fuera de tu Inercia, para seguir con las bluseras (unas de mis favoritas) Blues de Santiago y Marcando Ocupao’. De ahí en adelante toda la noche fue para un Redolés y una banda que se veían inspirados, alegres y comprometidos con su show.

Un total de 13 canciones fueron interpretadas antes de llegar al primer encore, entre las que destacaban El Espejo, Chica Poco Comunicativa, Chileno Feo y ¿Quien mató a Gaete?

  1. Fuera de tu Inercia
  2. Blues de Santiago
  3. Marcando Ocupao’
  4. Nutrias en Abril
  5. El Teniente Bello
  6. El Espejo
  7. Sueños
  8. Chica Poco Comunicativa
  9. Ciertos especta-culos de Santiago de Chile
  10. El maestro Sandovar
  11. El zorro
  12. Chileno feo
  13. ¿Quién mató a Gaete?

Después de un breve interludio, Redolés y la banda volvieron al escenario para iniciar la segunda parte del show, que en mi opinión estuvo aún mejor que la primera. Esta incluyó hitazos como El Poeta y La Muerte (musicalización del poema del mismo nombre, del antipoeta chileno Nicanor Parra), Amor Carretiao’, Yemen del Sur, Eh Rica y Química, para terminar con la tremenda Llegando a Yungay, probablemente mi canción favorita de toda la amplia discografía de Mauricio Redolés.

  1. Era pa’ llorar
  2. Bombas de agua Eulaso
  3. El poeta y la muerte (Nicanor Parra)
  4. Yemen del Sur
  5. Isabella
  6. El hombre es un Saqueador
  7. Amor Carretiao’
  8. Eh rica
  9. Química
  10. Llegando a Yungay

El único “traspié” en tan buena noche de música lo puso un individuo en dudoso estado de consciencia (nunca me quedó claro si estaba francamente borracho o simplemente tenía ganas de molestar a alguien), quien a no más terminar el tercer tema de la noche (Marcando ocupao’) comenzó con un incesante y punzante “yaaa poh, tocate otra cueca negro”, a pesar de lo cual tanto Redolés como los Simellaman Boys dieron un ejemplo de tolerancia y profesionalismo, siguiendo con el show sin inmutarse por las desagradables e incansables intervenciones de aquella persona.

Si tuviera que ponerle una nota al show, sería un siete, si fuera un color sería el verde y si fuera un sabor yo diría que me supo a vino tinto y sopaipillas con pebre.

*Imagenes del show en vivo gentileza de Raúl López Rosales (@graficananduti).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s