…dele siguiente no más amigo

Chiptuneo chilensis: lo que nos hemos perdido


Chiptuneo intenso

Hola gente SSA! Largo tiempo sin postear por acá, pero que no cunda el pánico porque ya apareció de nuevo su bloguero amigo e irrelevante para el universo, Johnny J. Umbrellas :D

Aunque no lo crean no estaba muerto ni andaba de parranda…aunque me hubiera gustado. Mi prolongado alejamiento de las teclas fue por una mezcla de motivos, partiendo por una tonelada de asuntos que atender, a lo que se sumó una especie de crisis creativa que hacía que cada vez que me sentaba a escribir estuviera menos ocurrente que diputado con retraso, lo que además se complementó con un poquito de flojera…y volià muchos días sin postear!

Pero bueno, el pasado está atrás y ahora vengo a hablarles de un tipo de música super cachilupi y que les va a encantar: el Chiptune.

Para ser sincero, hasta hace un par de semanas no tenía carajo idea que era este estilo, sabía que había escuchado el término, pero nunca había averiguado que era. Sin embargo, como la vida tiene más vueltas que perro persiguiendo su cola, hace unos fines de semanas atrás estaba con mi pana Johnny K. en una de las fiestas Loud.cl, y mientras disfrutaba de un distinguido y respetable momento de distensión, conocí a un tipo con que el trabé conversación por un buen rato. El muchacho resultó ser el cerebro y alma de Noobelesia, uno de los pocos exponentes del chituneo chilensis.

Mish.

La cosa es que estuvimos un rato hablando de música, lo cual rápidamente derivó en él contandome de sus aventuras chiptunescas, de cómo hace algunos años atrás (por allá por el 2007) había estado más o menos “de moda” el chiptune acá en Chile y de que él tuvo la oportunidad de compartir escenario varias veces con la gente de Una Niña Malvada, otra de las bandas chiptuneras nacionales (algo de lo que me enteré en ese momento).

Dubstep: representación gráfica.

Resultó que, en palabras del muchacho, el “momento” chiptunero ya había pasado, en su momento pegó un poco, pero ahora todo el chiptuneo se había volcado en cosas más onderas y que atraen a más nenas como el dubstep (después de todo no son tan diferentes).

Pero antes de seguir hablando sobre géneros muertos, hagamos un paréntesis y hablemos del chiptune. Para que usted sepa, gentil lector que pasa por acá, el chiptune (también conocida como música en 8-bits…quizás le suena un poco más ese nombre) es música electrónica hecha con sonidos sintetizados con procesadores básicos, usualmente ocupando los chips de sonido de viejas consolas, lo que le da un estilo vintage y más o menos ondero. Para describírselo más simple todavía: es música de juego de Atari o de Nintendo.

¿Ahora si cachó?

Volviendo al tema, la conversación con Mr. Noobelesia siguió y en eso me enteré que el chiptune en realidad es (y aparentemente siempre ha sido) un estilo BIEN under y bien incomprendido, tanto así que en general la gente no sabía como reaccionar cuando veían las presentaciones en vivo de estas bandas de 8-bits.

Después de esa conversación, que se paseó por varios tópicos, llegué a mi casa y estuve buscando un poco de info donde lo único que me quedó claro es que el chiptune sigue siendo un género super under en todo el orbe. Por esto mismo me costó harto encontrar algo que me pareciera más o menos representativo de como es la tendencia internacional o de lo que se hace en otros lados. Así que, derrotado ante la adversidad de no poder encontrar algo que fuera bien característico, mejor me decidí a traerles 2 temas que me gustaron mientras paseaba por youtube…atentos!

Y por supuesto no podía dejar fuera de esto al chituneo nacional, gestor de este post, así que acá un par de temas que me gustan de Noobelesia y Una Niña Malvadad…a disfrutar!!

A esta altura usted, jóven Padawan del chiptuneo, nóvel gozador de los 8-bits, imberbe fan de las canciones de videojuegos de los 90’s, es probable que esté más prendido que neumático en barricada con esto del chiptune, así que le recomiendo que se dé una vuelta por youtube explorando con las palabras mágicas “chiptune” y “8-bit music”. Es bastante fácil encontrar canciones muy elaboradas, entretenidas, atractivas y que no tienen nada que envidiarle a la música con más bits. Al menos yo encontré hartas canciones que me gustaron.

Y eso sería todo por esta vez. Ojalá les haya gustado algo este post de vuelta de la tumba y espero poder volver a postear más pronto de lo que canta un chancho. Hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s