…dele siguiente no más amigo

Paté


PATÉ: drama en un acto

PERSONAJES: K

ACTO PRIMERO

K está hambriento y su naturaleza ancestral de cazador-recolector lo insta a ir a buscar alimento a la pradera, pero como buen sedentario que es, prefiere ir primero a la cocina

K — (Quejándose lastimosamente). Puchas que hace hambre… voy a revisar el refrigerador, en una de esas hay algo bueno para comer. (Abre el refrigerador). Veamos: margarina, ají, salsa de caramelo del pleistoceno, mermelada del cretácico, manzanas de una edad indeterminada… ¡No sé qué quiero comer, pero seguro que no es nada de esto!

K continúa mirando el interior del refrigerador con cara de pregunta y dejando escapar el frío como si no supiera que esto no es recomendable ya que podría quedarse con esa expresión de por vida

K — (Sorprendido). ¿Pero qué es eso que ven mis ojos? ¿No es acaso paté de ave? En efecto, así es. Por fin encontré algo que satisfará mi gula: mi persistencia frente al refrigerador ha sido recompensada, la buenaventura está de mi lado.

La paté encontrada

En este punto K reflexiona sobre su hallazgo. Algo perturba la alegría de su descubrimiento

K — Paté de ave, pero… ¿qué ave? Cuando se habla de un “ave palta” se da por sentado que se trata de pollo, pero no creo que este sea el caso. (Dubitativo). ¿De qué ave se tratará? ¿Será pollo? Seguro que la respuesta se puede encontrar en la lista de ingredientes, pero no deja de parecerme extraño que esta cuestión, tan básica, no se pueda dilucidar con un simple golpe de vista a la etiqueta. Algo huele mal en este asunto: aquí hay gato encerrado.

¡Leeré la lista de ingredientes!

K — (Girando el paté). Muy bien, aquí está la lista de ingredientes. ¡Por fin podré saber de qué ave están hablando! (Acercándose para leer). No, esto no puede ser… he sido engañado… ¡mis sentidos han sido engañados! No se trata de paté de ave, ¡sino de cerdo!

¡¿Pero qué ingredientes son estos?!

K — Esto es un vil engaño, ¡se trata de paté de cerdo y al parecer no tiene ni una pizca de ave! (Indignado). ¿Pero qué es eso de “saborizante natural ave”? ¡Patrañas! ¡Galimatías! Seguro que esto no contiene absolutamente nada de ave. Me han visto la cara y no hay nada que pueda hacer contra ello.

K no cabe en su asombro. Sus ojos, desorbitados, no dan crédito de esta vil estafa semántica. No obstante, en un momento de lucidez, K tiene una revelación y comprende todo

K — (Acongojado). Parece… parece que el pollo soy yo.

De un momento a otro el cielo oscurece; las nubes lo cubren rápidamente. Los chanes no se hacen esperar y descienden del firmamento en abundancia

FIN

Una respuesta

  1. begilerath

    Terrible pollo

    abril 12, 2012 en 10:18 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s