…dele siguiente no más amigo

La venganza será terrible


La venganza será terrible

Actualización. Desde el jueves 12 de enero de 2012 La venganza será terrible se emitirá por Radio Del Plata. Gabriel Schultz no será parte de este nuevo ciclo.

~

Hace unos días vino la mafia tailandesa a visitarme, amenazándome con que si esta semana no publicaba algo en SSA, “no pasaría mucho tiempo para que tuviera mis seis pies bajo tierra”. Bueno, eso fue lo que me dijeron en un inglés muy dificultoso, pero la idea se entiende.

Agradecido de que se dieran el tiempo de venir desde tan lejos a amenazarme en persona en lugar de enviarme un mensaje por medio de una cabeza de caballo dejada en mi cama (me daría mucha lata tener que cambiar el cubrecama y las sábanas), los invité a almorzar.

Entre platos y copas la conversación fluyó con bastante facilidad. Les conté que me gusta la radio y que me daban un poco de envidia algunas de las cosas que se hacen fuera del país, cuestiones que, hoy por hoy, probablemente serían infactibles económicamente en Chile y por tanto (bajo la lógica mercantil) imposibles de poner al aire.

Así, por ejemplo, les hablé de un programa argentino que se realiza en vivo, con público presente (entrada libre y gratuita), y que es un clásico de clásicos en aquel país. Tanto es así que lleva alrededor de 26 años al aire, siempre a la medianoche (de martes a sábado), y con altos índices de sintonía para su horario. El programa, llamado (desde aproximadamente 1993) “La venganza será terrible” se emite por la Radio Nacional de Argentina y también por algunas radioemisoras de Uruguay, donde igualmente goza de bastante éxito.

A cargo de Alejandro Dolina (hombre admirado, estimado y extremadamente respetado en la república trasandina) y con la participación de Patricio Barton, Jorge Dorio y Gabriel Schultz (estos dos últimos integrantes se turnan para asistir distintos días de la semana), el programa es una oda al humor de corte absurdo y a la improvisación, todo en una clave teatral, mas nunca al estilo de nuestros conocidos radioteatros, sino más bien a una manera “les luthieresca“.

En palabras de Dolina: “Buscamos situaciones para disparar un mínimo ejercicio casi teatral. Cada uno de nosotros tres aborda un personaje en la historia, que puede ser por ejemplo escalar el Aconcagua. Pero de golpe, los personajes varían, los sujetos son inconstantes, y ya no estamos escalando el Aconcagua sino en una fiesta tratando de seducir a alguien”.

Si se toma la metáfora teatral aplicada al programa en su conjunto, podríamos decir que este se divide en cuatro actos. El primero consta de una especie de debate en torno a un suceso cotidiano o reflexión presentada por Barton. El segundo trata un tema de índole cultural o histórica, a cargo de Dolina, quien lo expone a la audiencia a modo de disertación casi sin intervención de sus compañeros de programa. Por su parte, el tercer acto se encarga de abordar algún tema banal, habitualmente extraído de alguna revista, en el que Dolina y Barton hacen de antagonistas mientras que el otro integrante (Dorio o Schultz) toma parte por uno de ellos o bien añade otro punto de vista adicional. Finalmente, el cuarto acto corresponde a un segmento musical a cargo de Dolina (en su personaje del “sordo Gancé”) junto a Manuel Moreira, Ale Dolina y Martín Dolina (en ocasiones se invitan a más músicos) los cuales interpretan canciones por motivo propio y también a pedido del público.

La venganza será terrible

Gabriel Schultz, Alejandro Dolina y Patricio Barton durante un programa de La venganza en La Plata (2009)

Lo extraordinario del programa radica en cuestiones que lamentablemente dudo que pudieran tener éxito aquí en Chile (ojalá me equivocara). Primero, que sea gratuito e inclusivo a todo quien desee asistir lo encuentro sencillamente genial. Y que la gente efectivamente vaya a verlo, a pesar de que saldrá de ahí a las 2 de la mañana en días laborales, habla por montones de cuan arraigado está este programa en la Argentina y de cuánto lo valoran. Y es más, el programa debe hace “giras” por el país porque siempre lo están requiriendo de distintos lugares, en distintos teatros. ¿No es eso notable?

Lo otro notable es que esto en realidad no es un programa de radio. No en un sentido “clásico” al menos. Es una mutación, una criatura extraña cruza de radio con teatro, pero sin ser ni lo uno ni lo otro. Es como una experiencia visual que sólo se escucha, pero que se entiende perfectamente. Un bicho raro al fin y al cabo, tal como este párrafo.

¿Qué otras cosas destacables hay? El tipo de humor que cultiva el programa no es directo sino sutil. No quiero decir que sea complicado, pero aquí no escucharán chistes ni nada parecido, es simplemente la vida común y corriente llevada al absurdo, representada irónicamente y expuesta con todas sus incongruencias de una manera exagerada. Si hubiese que llevar esta descripción a conceptos simples se podría decir que el humor del programa es más británico que estadounidense o más Les Luthiers que Dino Gordillo.

También, cómo no destacar los integrantes del programa, sobre todo a Dolina. Él es el eje y motor de La venganza, y así lo entiende tanto el público como sus compañeros. (Cabe mencionar que esto último a veces puede resultar un tanto decepcionante —más que nada con Dorio, que a través de la radio deja ver un carácter un tanto débil y por tanto no es extraño que Dolina le pase por encima—, pero ello no va más allá de ser algo puntual). Dolina y su capacidad para llevar el programa, de echárselo al hombro, es lo que hace de La venganza algo que merece ser escuchado. Su inventiva, habilidad para contar historias, rapidez mental, experiencia e instrucción es lo que define al programa, lo que le da su sello. Sin Dolina no hay Venganza, claro está.

¡No olvidemos la improvisación! La capacidad de los integrantes del programa sale a relucir gracias a la improvisación, arma de doble filo eso sí. Hay días que funciona de manera perfecta y los diálogos fluyen con rapidez, surrealistas, cargados de humor y absurdo, pero en otras ocasiones no hay tanta chispa. Es un riesgo asumido, habiendo días buenos y otros no tanto, pero la improvisación es por lejos más un punto a favor que en contra del programa.

Y así, durante la conversación seguía enumerando las notables características que definen a La venganza será terrible, pero como era de esperar, los tailandeses comenzaron a aburrirse por lo que supe que ya era hora de despedirlos. Mal que mal hace rato que ya no había comida y no tenía intención alguna de invitarlos a la once, así que les hice ver que ya era tarde y que había llegado la hora del chaíto. Ellos comprendieron perfectamente y se prepararon para marchar.

Una vez ellos fuera de mi casa me preguntaron acaso podían sacar alguna de las frutas que aún al día de hoy todavía cuelgan del naranjo que está en el jardín. Claramente no me opuse, total, si siguen ahí habiendo pasado tanto tiempo luego del invierno es porque no las cosecharé, así que felices sacaron una naranja para cada uno y me las agradecieron.

Nos despedimos afectuosamente (les dije que podían volver a amenazarme cuando quisieran) y entré a la casa mientras ellos subían a su auto. Cuando dieron contacto e intentaron hacer arrancar el motor, el vehículo explotó, etcétera.

La venganza será terrible
Radio Nacional de Argentina Radio Del Plata
Martes a sábado, de 00:00 a 2:00 (UTC-3)

En podcast: Venganzas del pasado

2 comentarios

  1. Patricio jimenez

    Buen comentario, no conocia este sitio y menos que alguien de Chile hablara del maestro Dolina, tengo el agrado de haber estado en varios programas en vivo cuando estudiaba en Buenos Aires y hasta un libro de el autografiado, cabe mencionar que cada vez que termina el programa Dolina puede estar hasta una hora firmando libros y autografos a quien se lo requiera sin el mayor apuro…todo un grande

    agosto 21, 2012 en 3:10 pm

    • Daniel Neira

      ¡Gracias por el comentario!

      De lo que cuentas, no tenía idea de que Dolina podía estar tanto tiempo compartiendo con el público luego del programa. El gesto habla bien de él.

      Saludos.

      agosto 26, 2012 en 10:29 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s