…dele siguiente no más amigo

Sordos y tercos…


Hola hola gente que no visita este blog por placer sino mas bien por error ¿Cómo les va? ¿Que ha sido de sus vidas en esta última y agitada semana, en términos sociales? Hoy día nuevamente me voy a detener por un instante para compartir con ustedes mi opinión sobre los últimos hecho del conflicto estudiantes-gobierno (sorry).

Me imagino que para todos es conocido que la semana pasada se suscitó uno de los puntos álgidos en este conflicto cuando el ente gubernamental no autorizó (así mismo como lo escucha) la marcha que el movimiento estudiantil tenía planeada para el pasado Miércoles 3 de Agosto ¿Cuál fue el resultado de esto? Pues que pasó lo obvio. Los estudiantes intentaron marchar de todos modos y las fuerzas de “orden” (ya vamos a discutir el uso de este ultimo adjetivo) se encargaron de frenar los intentos de marcha. Después de esto vino un cacerolazo en repudio a la acción policial para reprimir a los estudiantes y luego sucesivos cacerolazos en apoyo al movimiento estudiantil y las reformas a la educación que este plantea, cacerolazos que se realizan casi a diario en estos días.

Esto es a grandes rasgos un resumen de lo que ha pasado en la última semana y sobre eso hay tres puntos que en esta ocasión me gustaría abordar (en realidad hay más puntos que me gustaría discutir, pero no quiero extenderme demasiado).

El primero es la prohibición por parte de nuestras autoridades para que los estudiantes marcharan por la Alameda ¿Qué esperaban que pasara con esto? ¿Acaso creyeron que la gente iba a decir “bueno, si no nos dejan, la marcha queda para un día en que nos den permiso”? Es completamente irrisorio pensarlo, o me lo van a negar? No había que ser un genio para saber que los estudiantes iban a intentar marchar de todas maneras y me inclino a pensar (tratando de ser lo más condescendiente posible y brindándoles el beneficio de la duda) que con dicha medida esperaban solamente reducir un poco la cantidad de gente convocada, pero si es así entonces el gobierno esperaba todo lo que vendría después.

Mal.

Y es que sinceramente creo que fue una pésima decisión, más allá de las implicaciones políticas/sociales, porque dado el contexto de movilizaciones y efervescencia reinante, era absolutamente previsible lo que sucedería y era absolutamente previsible la manera en que responderían las fuerzas policiales ante cualquier intento de marchar, era previsible el protagonismo que estas asumirían. Una vez como es obvio (por enésima vez dentro de toda la pila de acciones) tanto protagonismo de Carabineros finalmente repercutiría en el apoyo al gobierno, porque seamos sinceros ¿alguna vez Carabineros ha sido protagonista de forma positiva en algún evento de este tipo? Yo mismo he asistido a bastantes marchas en lo que llevo de vida y hasta ahora nunca he visto que Carabineros actúe buscando evitar la violencia, sino todo lo contrario. Esto fue un suicidio político y social por parte de la autoridad, una decisión tomada con los criterios de antaño, latifundistas, que lo único que buscaban era hacerlos sentir que tenían algo de control ante la una situación que se les escapaba y se les sigue escapando de las manos. Sino es así, no me explico cómo alguien puede pensar que en prohibir está la solución.

El segundo punto sale directo del anterior y es la reacción de las fuerzas de “orden” ante los intentos por marchar. ¿Qué es eso de revisar a TODA la gente que circulaba a esa hora por Plaza Italia? Conozco gente que estando lejos de tener aspecto de estudiantes y que simplemente circulando de camino a sus trabajos, fue registrada por Carabineros ¿Estamos en dictadura de nuevo? ¿Qué pasó la privacidad de las personas? ¿Qué es eso de no dejar que los escolares abordaran el Metro en estación Vicente Valdés, porque supuestamente se dirigían hacia la marcha? En Chile se supone que ya no existe la detención por sospecha, pero si existe la prohibición por sospecha? ¿Qué pasó con ese inciso 7°, punto a) del artículo 19 de nuestra constitución, que nos “asegura” el derecho a desplazarnos libremente por el territorio de la República siempre y cuando se respeten las leyes? ¿Desde cuándo que tomar el Metro en Vicente Valdés siendo escolar es un acto ilegal? Muy mal de parte de nuestras fuerzas de orden. Muy mal por toda la violencia innecesaria utilizada, muy mal por pegar primero y preguntar después, muy mal porque si la justificación de no autorizar la marcha era no alterar el orden público, lamento decirles que quienes partieron alterando el orden público fueron los mismos que pretendían protegerlo. Nuevamente pregunto, ¿Estamos en dictadura? ¿Por qué es que el gobierno no condena la violencia excesiva de Carabineros? Esta bien, actuaban a petición de ellos y para resguardar el orden, pero una cosa es tener que apoyarlos porque les estaban haciendo la pega y otra cosa es no querer ver los hechos. ¿Qué es eso de tratar de disolver a la gente que está caceroleando con un guanaco? ¿Desde cuándo que las ollas y las cucharas se transformaron en elementos que atentan contra el orden? ¿Desde cuándo que estar golpeado MIS ollas dentro de los límites de MI departamento se transforma en un disturbio que habilita a Carabineros para lanzar agua y gases a la gente que se encuentra dentro de los límites de su hogar? ¿Donde se nos quedó el inciso 13° del artículo 19 de la constitución, el que nos habilita para reunirnos pacíficamente sin previo aviso y sin armas? Oh lo siento, se me olvidaba que las ollas y las cucharas son “armas”.

Muy mal Carabineros por sus acciones, muy mal el gobierno por no condenar la violencia injustificada.

Por su parte (seamos justos y no disparemos para un solo lado), las reacciones de los dirigentes tanto de los estudiantes como de los profesores fueron cuestionables. Camila Vallejo supo guardar la compostura y aún más importante, mantuvo la cordura dentro de todo esto. Se la vió claramente alterada tras los actos de represión policial y, en mi opinión, en este punto faltó algo de sutileza cuando hizo el llamado a asistir a la marcha convocada para ese mismo día a las 6 pm. ¿A qué me refiero con esto? Hizo el llamado en caliente, alterada, enojada con la autoridad, con mucha vehemencia. Ella no debería te olvidar que en estos momentos es la cara visible y timonel de todo el movimiento. Sus palabras repercuten. Tanta vehemencia fácilmente se interpreta por parte de la gente a la que le agrada hacer desórdenes como un llamado a la violencia, un llamado a ir contra el orden. ¿O me equivoco? No critico el fondo, critico la forma, y es que una marcha convocada a las 6pm, después un una mañana tan socialmente alterada es una receta para disturbios.

Por otro lado están las declaraciones de Jaime Gajardo que dejan mucho que desear. Sinceramente, ¿quién eligió a este tipo? O él tiene un verdadero problema con el manejo de la ira y eso le impide controlar su boca, o en realidad es un pelmazo de primera. Lo único que se logra con declaraciones tan “desafortunadas” como las de este personaje es desvirtuar el trasfondo y llevar las cosas a un ámbito personal y casi farandulero. Un error imperdonable. Si esto fuera una película de mafiosos, Garjado habría aparecido muerto en la siguiente escena.

Y para terminar, me gustaría hacer notar un hecho que creo no se había visto en los últimos 15 años. Finalmente una parte importante de Chile se interesa por un tema de corte social, al fin veo una población atenta a los sucesos y más importante aún, una población participativa, que emite su opinión ya sea a favor o en contra. ¿Hace cuántos años que no se veía un cacerolazo en apoyo de algo? ¿Hace cuántos años que no se veía al grueso de la población interesada en algún tema social? La verdad yo no recuerdo haber visto nada así en los últimos años que se originara en el fútbol o el tenis. Al fin veo que algo logra despertar a la gente en este país con tradición de dejar las cosas como están para que alguien más las arregle y me llena de alegría saber que es algo tan importante como la educación, algo que compromete el futuro de todos nosotros como nación. ¿Cuánto van a durar las ganas de opinar? Hasta que se resuelva el conflicto y algún cahuín interesante aparezca en Primer Plano. A pesar de esto lo que me da esperanza es saber que después de todo Chile es una población dormida, pero que cuando quiere, participa como se debe. Bien por el grueso de la población, tanto los que apoyan como los que disienten, bien por el debate, bien por poner los temas en la mesa.

Y mis últimas palabras antes de devolverme a mi rincón. Un derecho es algo que NADIE nos puede negar y que no se puede ni se debe negociar. En general veo que la gente en Chile piensa que los derecho son negociables, que el estado puede pasarlos por alto si resulta necesario. Esto no debería ser así, gente debería escandalizarse y pedir explicaciones ante cualquier abuso de parte de cualquier persona o entidad que esté vulnerando nuestros derechos. Me gustaría que la gente pensara de esta manera.

Ahora si me voy. Échenme todas las puteadas que quieran si no les gusta lo que leyeron y si se anima a comentar mucho mejor. El debate enriquece las posturas.

Hasta la otra semana, me voy a tirar piedras al centro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s