…dele siguiente no más amigo

Redes sociales y estupidez colectiva


Hola hola amiguitos de SSA, papi, mami, niños. Después del hiato de una semana que me vi en la obligación de hacer en mis posts para esta maravilla de blog, debido a una montaña de que haceres, acá está nuevamente su servidor haciendo más aburridas sus tardes de Miércoles, una vez más el teclado más peligroso del oeste está presto a traerles toneladas de infomación de la manera más entretenida, refrescante,  interesante y dinámica que puedan encontrar en esta musaraña que es internec (best intro ever). Y dejando de lado el repentino ataque de ego, hoy día quiero hacer un comentario particular sobre redes sociales.

Hace bastante rato ya que comenzó el apogeo de estas plataformas y a medida que pasa el tiempo más y nuevas formas de uso aparecen para estas multifacéticas paginitas ¿A qué me refiero con esto? Gracias a estas paginitas ahora es posible reunir y organizar grandes grupos de personas en torno a una causa común, y ejemplos sobran. Sin ir más lejos, varias (por no decir la mayoría o todas) de las marchas por la educación que se han llevado a cabo en estos agitados días, han sido “organizadas” y ampliamente difundidas utilizando Facebook y Twitter (claramente las dos redes sociales con mayor penetración en Chile). Y en la práctica resultan las cosas, pues gracias a estas plataformas se han logrado niveles de organización que dificilmente sería posible tener por otros medios (no imagino a alguien llamando por teléfono a 2000 personas para organizarlas en torno a una causa).

Meme de moda: Hipster Kitty

Pero hay otro aspecto de las redes sociales que, no sé a ustedes, a mi me causa mucha curiosidad ¿Se han dado cuenta con qué velocidad se propagan las modas por internet? Y más que nada (para ser justo con el título del post) ¿Se han dado cuenta la velocidad con que se propagan y cuanta gente adopta modas sin sentido, gracias a las diferentes redes sociales? Ok ok, el decir qué cosas tienen sentido y cuáles no es como tratar de clasificar las prefenrencias de las persona, o sea es un terreno en que nadie tiene la razón…incluso si alguien está haciendo o repitiendo/copiando algo es por que de alguna manera le encuentra sentido (creo).

Pero bueno, permitámonos un momento de arrogancia y creamos que podemos trazar la línea sobre qué cosas tienen sentido y que cosas no, apegandonos a la convencionalidad simplemente. Bajo esta premisa se tiende a perder un poco el fondo del refrán “dos cabezas piensan más que una”, porque aparentemente “miles de cabezas piensan menos que una”.

Un ejemplo de Planking

Por ejemplo tenemos el Planking, ese jueguito que consiste en sacarse fotos en posición horizontal y donde aparentemente mientras más freak es el lugar donde estás acostado, entonces mejor eres para jugarlo ¿Quién habrá lo inventado? vaya a saber uno, pero el hecho es que rápidamente se esparció por internet como una de las tantas modas y ahora es cosa de escribir “planking” en Google y tendremos miles de ejemplos para deleitarnos.

Otro ejemplo es el HardBass, que nació como una burla de la forma de baile del HardStyle y que terminó como una moda en que la gente sube videos a youtube bailando al estilo del HardStyle, pero intencionalmente de manera ridícula (no dejan de ser chistosos los videos de HardBass).

Si Hasta en Chile tenemos a nuestros exponentes locales del HardBass.

Y también tenemos entre estas moditas de internet a los mobs, eso de juntar grupos grandes de personas para hacer cosas simultáneamente, usualmente para llamar la atención. Acá pude encontrar info sobre dos de estas tendencias, Flashmobs y los Smartmobs (aunque aparentemente se reconoce que los Flashmobs son una forma de Smartmob). La idea de con los Smartmobs es juntar grupos de personas que lleven a cabo simultáneamente acciones coordinadas, de manera de presentarlas como una multitud que actúa de manera “inteligente” y no como se asocia comúnmente al concepto de muchedumbre. Por su parte los Flashmobs consisten en grupos de personas que repentinamente, de la nada y de foma coordinada, comienzan a actuar acorde a un tópico, para luego de una rato y de manera coordinada nuevamente, dejar de hacerlo y seguir como si nada hubiera pasado (para ser sincero yo he ido a un par de Flashmobs acá en Santiago y la verdad es que son divertidos). Acá un ejemplo de lo que son los Flashmobs, y por supuesto nuestros expositores locales no podían faltar.

Incluso existen versiones un poco más elaboradas de los mobs, como la gente de Improv Everywhere que se dedica a hacer actos como los Flashmobs pero con actores y con comportamientos planificados y ensayados (algo así como el paso siguiente de los Flashmobs).

Sorry, me desvié un poco del tema del post, pero es que si tuviera tiempo podría seguir citando ejemplos de miles de estas moditas y eso es lo que me parece curioso ¿Por qué actualmente somos tan estúpidamente volubles para aceptar la influencia del resto? ¿Dónde quedó eso de la necesidad de individualidad y definición como persona?

Aparentemente ahora nos definimos más por nuestra pertenencia a ciertos grupos que por lo que nosotros mismos decidimos proyectar hacia el resto y esto ahí donde me da la impresión que parte todo el éxito de estas modas, esa necesidad compulsiva de pertenencia que tenemos todos (que por alguna razón va en aumento con las nuevas generaciones).

Es cosa de mirar simplemente y ver que cada vez más niños/jóvenes (habló él po, el maduro) necesitan más intensamente esa sensación de pertenencia a un grupo o algo, lo que hace que adscriban fácilmente con grupos, modas y un montón de tendencias pasajeras.

¿Y eso por qué? Vaya a saber uno, pero me imagino que se relaciona en parte con la alta cantidad de estímulos que reciben los niños ahora y desde muy pequeños. Estímulos que desde muy chicos los impulsan a cuestionarse a ellos mismos ¿Cuántos dibujos animados hay que lanzan cuestionamientos sobre cómo y por qué  hacemos las cosas? (creo que lanzando principalmente cuestionamientos sobre las actividades que dañan el planeta).

A veces creo que todo eso hace que desde chicos tengamos una carga existencialista más o menos fuerte, lo que de cierta forma terminar en niños cuestionándose ellos mismos y buscando una manera de no sentirse cuestionados, lo que finalmente termina en gente imitando modas para ser como el resto.

Sé que esto que digo es bastante simplista, pero la verdad no tengo demasiados argumentos para defenderlo. Más que nada es mi opinión.

Habrá que esperar a ver como evoluciona todo esto, pero por ahora yo me retiro a mi caverna hasta la próxima semana, donde espero tenerles algo más entretenido, simpático, interesante y super cachilupi. Nos leemos jovencitos.

Anuncios

4 comentarios

  1. Esteban

    No entendí. ¿Esto es una crítica a las redes sociales, una crítica solo a los estúpidos que siguen moda o “ni chicha ni limoná'”?

    julio 6, 2011 en 1:59 pm

    • Hola, la verdad cuando lo escribí pensé en comentar el hecho solamente porque me parece curioso…sería un poco más “ni chicha ni limoná”. De todos modos hasta cierto punto es una crítica (aunque bien solapada y suave) a tanta moda se acepta sin pensar mucho.

      julio 8, 2011 en 2:46 pm

  2. begilerath

    prefenrencias..eso no mas :B

    julio 8, 2011 en 11:07 am

  3. RoMaNo

    Yo creo que el motivante más poderoso para adherir a cuanta moda salga es la necesidad de sociabilizar con otros, un impulso presente con bastante fuerza en los niños/jóvenes por una cuestión natural. El instinto nos hace tener ganas de compartir con otros, conocer gente y eventualmente involucrarse con alguien.

    Para satisfacer ese impulso, las modas juegan un papel importante al unificar mediante estos memes culturales que funcionan como ente atómico que comunica un mensaje entendido por un grupo grande. Con esto se facilita el lenguaje y se puede acceder a este grupo de manera más natural.

    Por algo da risa ver el dibujo de la cara de Yao Ming riéndose en un lugar absolutamente fuera del contexto de internet: muchos comprendemos ese mensaje y al verlo fuera de contexto sabemos que ahí estuvo alguien que comparte ese lenguaje y que en definitiva no estamos solos.

    Espero no estar fuera del recipiente :P

    octubre 21, 2013 en 9:37 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s